Se encuentra usted aquí

FIV a los 41 años. ¿Debe ser la edad un factor excluyente?

El Dr. José Campos Liarte de la Clínica Ufeal (Unidad de fertilidad de Almoradí- Alicante), nos comenta el caso de éxito que protagoniza una pareja.
FIV a los 41 años. ¿Debe ser la edad un factor excluyente?

En este caso, el Dr. Campos cuestiona la limitación en los tratamientos ateniéndose sólo a la edad de la paciente.
Dr. Campos explíquenos en qué consiste este caso. El caso que deseamos exponer trata de una pareja casada, de 41 años ella y 46 él sin hijos y que buscaban un Embarazo desde hacía más de 2 años. Acudieron por primera vez a nuestro Centro de Reproducción Ufeal buscando ayuda médica, a principios del presente año 2008.

¿Que pruebas se realizaron y que patología presentaban los pacientes? La paciente carecía de antecedentes patológicos, nunca había estado embarazada, gozaba de buena salud, índice de masa corporal de 21 (normal) y ciclos menstruales regulares. El estudio físico, ecográfico e histerosalpingográfico mostró normalidad anátomica y los análisis hormonales del 3º día indicaron asimismo normalidad fisiológica. Al marido, que también disfrutaba de una salud excelente, se le realizó un Seminograma que resultó normal, serología de hepatitis B y C, Lues y HIV: negativas en ambos. Todas estas pruebas concluyeron en un diagnostico de Esterilidad primaria de Origen desconocido.

¿Qué tratamiento se les aconsejó? Se les aconsejó iniciar ciclos de inseminación artificial conyugal (IAC) y se realizaron 3 ciclos sin conseguir la gestación. En las estimulaciones ováricas se utilizaron cifras promedio por ciclo de 520 UI de FSHr obteniéndose 2-3 folículos mayores de 18mm en cada ciclo. Es decir, se obtuvo buena respuesta ovárica con escasa estimulación hormonal. A continuación, se les aconsejo acogerse a un programa de Fecundación in vitro (FIV) y dado que disponían de la posibilidad de acudir de forma gratuita a un Centro de la Seguridad Social o de una Compañía de Seguros Privada de ámbito nacional, así lo hicieron, obteniendo una negativa para la realización del tratamiento en ambas instituciones por ser la mujer mayor de 40 años. Volvieron nuevamente a nuestro Centro y se les realizó, en Septiembre, un ciclo de FIV-ICSI en el que se utilizó un protocolo con antagonistas y FSHr con 2375 Unidades. Se obtuvieron 11 ovocitos y al 3º día se consiguieron 7 embriones con buen aspecto, transfiriéndose 3 embriones y criopreservando mediante Vitrificación 4. La mujer quedó gestante en el primer intento con un Embrión que actualmente en estadio fetal se desarrolla con normalidad. Fecundación In Vitro en mujer de 42 años.

¿Debe ser la edad un factor limitante? Desearíamos aprovechar la ocasión para cuestionar o por lo menos apuntar dudas sobre la conveniencia de privar o negar la posibilidad de iniciar un ciclo de fiv en las mujeres, ateniéndose sólo a una edad determinada, en este caso 40 años. Sabemos la baja tasa de embarazos en los primeros años de la cuarentena tanto en inseminación artificial (11%), como en fiv (15%) pero la edad no debería ser de entrada, un criterio excluyente, si no las características de la paciente. Estas características deberían establecerse en función de los parámetros fisiológicos basales y funcionales y de la ponderación de todos estos factores surgiría el camino a tomar. En ocasiones, se inician ciclos de Estimulación ovárica para FIV, de “prueba”, partiendo de condiciones o características iniciales deficientes, con escasas posibilidades de éxito, ya que con exactitud no podemos predecir cual será la respuesta, y en todos los Centros de Reproducción se han conseguido embarazos, que a priori tenían pocas probabilidades. En el caso descrito, se partía de condiciones favorables (valores hormonales y buena respuesta ovárica en la inseminación artificial) que hubieran debido tenerse en cuenta y no únicamente la edad, y claro está que siempre estaremos a tiempo si falla la estimulación para fiv de aconsejar la Ovodonación. Se pasa por alto en este caso el factor edad en el hombre, como determinante de pérdida de Calidad seminal y por tanto capacidad fecundante, pues por lo visto, el varón no está sujeto a leyes restrictivas por la edad, si no solamente a las que de forma natural establece la vejez… y la gravedad.