Biopsia de vellosidades coriónicas

Biopsia de vellosidades coriónicas
Técnica o tratamiento

La placenta (vellosidades coriónicas) es un tejido que tiene la misma información genética que el feto, por eso es útil para detectar las alteraciones genéticas fetales.
 
Antes de hacer la extracción de corion se realiza una ecografía para observar la posición de la placenta y la edad gestacional. Las vellosidades coriónicas (placenta) se obtienen a partir de una extracción por vía abdominal o por vía vaginal (se escoge una u otra vía en función de la edad gestacional y de la posición de la placenta). La extracción del material dura poco, no es necesario usar anestesia ni ingresar en el hospital, aún así, se recomienda que la persona a la que se le va a practicar la extracción vaya acompañada; al día siguiente se debe hacer reposo y no es conveniente realizar ejercicios físicos fuertes en los días posteriores.
 

Esta prueba se lleva a término entre la novena y la decimotercera semana de gestación. Tiene un riesgo de pérdida del embarazo del 1% aproximadamente, al cual hay que añadir la tasa de abortos espontáneos de la población en general durante esta época del embarazo. El resultado citogenético se obtiene a los tres días.
 
Este estudio se realiza principalmente en embarazadas mayores de 35 años, o cuando se tiene sospecha de una posible alteración genética, generalmente arrojada por una translucencia nucal previa o por antecedentes familiares.
 

Sinónimos: 
Biopsia de corion
Biopsia de placenta
Enfermedades o patologias: