Alimenta tu fertilidad

Alimenta tu fertilidad

La infertilidad ha alcanzado proporciones de epidemia, afectando a una de cada cuatro parejas en edad de procreación. Asimismo, una de cada dos parejas que rondan los 40 años generalmente son infértiles. Según datos estadísticos, las mujeres mayores de 35 años tienen más oportunidades de ser alcanzadas por un rayo que de concebir de forma natural.

En la actualidad, es común que una pareja sin problemas evidentes de fertilidad, requiera de hasta tres años para concebir. El 30% de las parejas que solicitan asistencia médica tienen "infertilidad de origen desconocido" para lo que no existe un tratamiento claro.

La medicina tradicional ofrece un conjunto de tecnologías de reproducción asistida tales como la fertilización in vitro (FIV) y la transferencia de gametos.

Las posibilidades de éxito de dichos procedimientos varían entre el 15% y el 20%. A pesar del gran número de investigaciones médicas realizadas respecto de la relación entre la dieta, una nutrición apropiada y cualquier trastorno de salud identificado hasta la fecha, los médicos cada vez más advierten al paciente sobre el impacto de la nutrición en la fertilidad.

Las parejas se someten a tratamientos económica y psicológicamente costosos sin advertir que el café o el alcohol son infusiones anticonceptivas, que el aspartamo afecta a la ovulación y que alimentos, aparentemente inofensivos, como las judías o la soja, inhiben la concepción. No hay una fórmula mágica de la dieta para optimizar la fertilidad ni estudios médicos a largo plazo, sin embargo, hay cientos de informes relativos a determinados alimentos, bebidas, micronutrientes, y su impacto en la fertilidad.