Tiempo de lectura
4 minutes
Leído

El factor ovulatorio: una de las principales causas de infertilidad en la mujer

Septiembre 12, 2017 - 18:46
0 comments
Alrededor del 15-17% de las parejas españolas en edad reproductiva tienen problemas para concebir. Las causas son muchas, desde algunos hábitos relacionados con el estilo de vida actual (retraso de la maternidad, tabaquismo o estrés), hasta un origen físico, pasando por problemas funcionales u hormonales en uno o ambos miembros de la pareja. De estos últimos, el factor ovulatorio es la una de las causas más frecuentes de infertilidad femenina, ya que afecta al 25% de las parejas.
El factor ovulatorio: una de las principales causas de infertilidad en la mujer

¿Qué es el factor ovulatorio?

El factor ovulatorio está relacionado directamente con el funcionamiento de los ovarios y su estabilidad hormonal y, por lo tanto, con la Menstruación y el ciclo de ovulación de la mujer. Nos referimos a este término cuando existe alguna alteración o impedimento que afecte a la Ovulación natural. El más común es el síndrome de Ovario poliquístico (SOP), un desajuste por el que los ovarios producen más hormonas masculinas de lo habitual. Esto puede causar problemas en la ovulación, alteraciones menstruales y otros síntomas como crecimiento excesivo de vello, acné y aumento de peso.

¿Por qué se produce?

Las causas del factor ovulatorio son de origen hormonal. En ocasiones, unos elevados niveles de insulina en sangre tienen como consecuencia una estimulación elevada en los ovarios que los induce a producir una cantidad de andrógenos superior a la habitual. En otros casos, las alteraciones en el Hipotálamo pueden provocar un aumento de Hormona luteinizante (LH) que, al predominar sobre la hormona folículo-estimulante (FSH), provoca que los ovarios sinteticen los andrógenos.

Síntomas y detección del factor ovulatorio

El diagnóstico de factor ovulatorio y de síndrome de ovario poliquístico se realiza a través de diferentes pruebas físicas. Algunos de sus síntomas como el Hirsutismo (crecimiento de vello en zonas andrógeno-dependientes como patillas, barbilla, areolas mamarias, muslos y espalda) o el acné o la alopecia androgénica son visibles, pero otros deben ser confirmados con un análisis de laboratorio o un examen médico más exhaustivo.

Algunas de las pruebas y métodos que se utilizan para detectar el factor ovulatorio son:

Análisis hormonal que demuestra niveles elevados de andrógenos (hormonas masculinas)
Ecografía vaginal o ultrasonidos para comprobar la fisonomía de los ovarios. Por norma general, si estos tienen un volumen aumentado y más de doce folículos de entre 2 y 9 mm., sugiere síndrome de ovario poliquístico.
Control del Ciclo menstrual, la ovulación y los días fértiles de la mujer para detectar irregularidades menstruales, uno de los síntomas habituales del factor ovulatorio.

¿Podré quedarme embarazada de forma natural?

Pese a que el factor ovulatorio es una causa común de Infertilidad femenina, su presencia no es incompatible con un Embarazo. El control del ciclo ovulatorio puede ayudarnos, incluso, a conseguirlo de forma natural.

Para ello deberemos calcular nuestros días más fértiles utilizando un calendario de ovulación y fertilidad que nos permita saber el momento exacto de la ovulación.

Por norma general, el ciclo menstrual de la mujer tiene 28 días. Aproximadamente hacia la mitad (el día 14) se produce la liberación del óvulo (ovulación), siendo este su momento de mayor Fertilidad. Puesto que el óvulo tiene una vida de 24 horas y los Espermatozoides pueden vivir hasta cuatro días, el Periodo fértil de la mujer se extiende desde los cuatro o cinco días anteriores a la ovulación y hasta las 24 horas posteriores a esta.

Además de este cálculo por días, hay otros síntomas que pueden indicarte que estás ovulando, como: leve aumento de la temperatura basal (entre 3 y 5 décimas), mayor presencia de moco cervical (que también es más claro y fluido) y, en algunos casos, molestias en el bajo vientre, localizadas en el ovario que libera el óvulo.

Aún así, y puesto que uno de los síntomas habituales del factor ovulatorio son las menstruaciones irregulares, establecer los días de ovulación en estos casos puede ser más complicado. Por eso se recomienda acudir a un ginecólogo para evaluar clínicamente tu ciclo menstrual.  Este puede solicitar diferentes pruebas, entre ellas:

  • Test de ovulación para medir, con un análisis de orina, la cantidad de hormona luteizante (LH). Esta hormona estimula al ovario para que se produzca la ovulación, así que será fundamental para establecer tus días fértiles. El pico de LH en el cuerpo femenino se produce entre 24 y 36 horas antes de la expulsión del óvulo. Controlando sus niveles, podrás saber cuándo se producirá la ovulación y tendrás más posibilidades de conseguir un embarazo.
  • Corrección de la obesidad: la pérdida de un 5% del peso puede restaurar la ovulación, mejorar la fertilidad y reducir el riesgo de Aborto. También se recomienda dejar el tabaco para mejorar la ovulación.
  • Dosaje o medición hormonal, para controlar de forma exacta tu ciclo de ovulación y establecer un calendario menstrual, o bien para detectar posibles problemas y alteraciones que dificultan el hecho de conseguir el embarazo. Se analizan hormonas sexuales (hormona folículo-estimulante y prolactina), hormonas del ovario (estradiol, Progesterona y hormona antimülleriana), andrógenos (dehidroepiandrosterona fracción sulfatada y testosterona) y hormonas de la tiroides (tirotrofina, triiodotironina, tiroxina y anticuerpos anti fracción microsomal). Las alteraciones tiroideas o de la Prolactina o la insulina pueden estar afectando a la ovulación y su tratamiento puede recuperar los ciclos ovulatorios.

Factor ovárico y reproducción asistida

Si a pesar de haber establecido un calendario de ovulación, o encontrado y tratado la alteración hormonal causante de los problemas de ovulación, el embarazo no se produce, el médico puede aconsejar una inducción controlada de la ovulación a través de la Estimulación ovárica. Este sistema se realiza con medicación y está indicado en pacientes menores de 35 años y cuando no hay indicaciones previas de infertilidad.

Las mujeres con factor ovulatorio también pueden recurrir a diferentes técnicas de reproducción asistida como la Fecundación In Vitro, cuyos porcentajes de éxito son elevados.

Queremos ayudarte

El diagnóstico del factor ovulatorio puede generar angustia en algunas parejas. Sin embargo, este, como muchos otros problemas de fertilidad, puede tener solución gracias a los avances y técnicas de reproducción asistida.

Recuerda que someterse a un tratamiento de reproducción asistida es un proceso largo y emocionalmente duro, pero también es un nuevo proyecto común para unir a la pareja. Con paciencia, actitud positiva y un tratamiento apropiado muchas parejas con diagnóstico de infertilidad consiguen cumplir su sueño de ser padres.