Tiempo de lectura
1 minuto
Leído

¿Qué es la capacitación espermática? Preparación del semen para inseminación artificial

Junio 13, 2017 - 10:36
 ¿Qué es la capacitación espermática? Preparación del semen para inseminación artificial

¿Por qué hay que preparar el semen?
El Semen, tal y como es eyaculado, no es capaza de fecundar. El líquido que acompaña a los Espermatozoides en el semen, llamado plasma seminal, contiene unos componentes que impiden que el semen fecunde en el momento de la eyaculación. Durante su viaje desde el cuello del útero hacia las trompas, el espermatozoide se va desprendiendo de estas moléculas retardantes y cuando llega al óvulo ya está listo para fecundar. Esto es lo que ocurre de forma natural.

¿Qué ocurre en la inseminación intrauterina?
En una inseminación artificial, el proceso lo aceleramos introduciendo los espermatozoides directamente en las trompas a través de la cavidad uterina. Aunque la Inseminación se llama intrauterina porque el catéter se introduce en el útero, la realidad es que los espermatozoides móviles alcanzan las trompas en el momento que se inyecta el contenido de la jeringa. Por tanto, necesitamos eliminar el plasma seminal y las moléculas que impiden que el espermatozoide fecunde. A este proceso lo llamamos Capacitación espermática.

¿Cuáles son las técnicas de capacitación espermáticas más usadas?
En la práctica existen dos técnicas para eliminar el plasma seminal y obtener espermatozoides móviles listos para fecundar:

  1. Swim-up. Traducido del inglés "nadar hacia arriba". Este método es más fisiológico, consiste en centrifugar la muestra (llevar todos los espermatozoides al fondo de un tubo), eliminar el sobrenadante (el plasma seminal), añadir medio de cultivo e incubar. Durante la incubación los espermatozoides nadarán desde el fondo del tubo hacia arriba y allí los recuperaremos con una pipeta. Esta fracción de espermatozoides que han nadado será la que usemos para la inseminación.
  2. Gradientes de densidad. Esta técnica es la más empleada actualmente porque además de recuperar espermatozoides móviles, es eficaz en eliminar posibles virus y bacterias que puedan contener el semen. Consiste en crear en un tubo dos o tres capas de un material viscoso de diferentes densidades. En el fondo del tubo se coloca la capa menos densa. El semen se coloca arriba en el tubo y se centrifuga. Al fondo del tubo solo llegarán los espermatozoides móviles ya que con su movilidad facilitarán la penetración en las otras capas. El plasma seminal y otras células epiteliales y de Espermatogénesis se quedarán en capas superiores porque son más densas.

En definitiva, la función de estas dos técnicas es eliminar el plasma seminal que contiene factores decapacitantes y recuperar un fracción fértil de espermatozoides móviles libres de otras células que hay presentes en el eyaculado.

Comenta usando Facebook (invisible en Facebook)